¿Software Libre u “Open Source”?

Por Mauricio Vargas
Estudiante de Derecho

judasEn un principio, cuando las grandes corporaciones terminaron por expropiar todo el software de las comunidades hackers, y programadores como Stallman quedaron con las manos vacías después de muchos años de trabajo, no existía una alternativa al software privado.

De la mano de visionarios y abnegados programadores, nació la Free Software Foundation y el proyecto GNU,desde entonces, se han destinados los mayores esfuerzo en construir un sistema operativo libre, como alternativa a los privados, que en lugar de hacer secreto el código fuente, de condenar de pirata a quienes compartan información y conocimiento, hace público el código fuente, estimula la cooperación, la solidaridad y a que los usuarios de todo el mundo intercambien conocimientos, archivos y datos.

Gnu/Linux ha salido del Gheto, de la marginalidad, porque su mensaje de libertad ha llegado a más personas, las comunidades de programadores y usuarios. La conciencia sobre la libertad y los derechos personales también se han desarrollado, hoy en día, gracias al movimiento del software libre, se está ampliando este concepto en otras áreas, como la de la propiedad intelectual, los formatos multimedia, la información virtual, el dominio público de Internet, etc.

Y obviamente a la par que más personas se involucran en el movimiento, la calidad y la complejidad técnica del Software libre avanza vertiginosamente. Hoy muchas de las opciones y herramientas informáticas que antes eran ofrecidas de manera omnipotente por los monopolios, son disputadas por alternativas libres, que no solamente son más seguras y estables, sino que respeta los derechos y libertades de los usuarios y programadores, lo que garantiza la existencia de una comunidad solidaria, que aumenta cuantitativa y cualitativamente todos los días.

El hecho de que hoy se prefieran opciones libres frente a las privadas, por su supremacía técnica, es uno de los resultados y consecuencias del modelo de desarrollo colaborativo y voluntario del Software Libre, pero nunca debe confundirse esto como una causa, o sea, que la esencia del software libre es la libertad, la solidaridad y la colaboración, precisamente por constituirse como un paradigma vanguardista que está en condiciones de evolucionar y revolucionar la creatividad y la ciencia. Y no debe caerse en el engaño de que la esencia del software libre es su calidad técnica y por lo tanto la ética, la filosofía y las libertades están por debajo y son inferiores en prioridad y que deben sacrificarse frente a la necesidad de popularidad, eficacia y velocidad

Antes nadie daba un peso, nadie creía en el futuro de una sistema operativo libre, creado y mantenido por voluntarios alrededor del mundo, sin un dueño magnate y un monopolio tecnológico que lo regentara. En 10 años, gnu/linux rebasó a sus competidores, y se vislumbra como el futuro de la informática, mientras los sistemas operativos privados cada vez se van quedando relegados como el pasado de la informática.

Pero ahora, que el software libre tiene fuerza, que es una realidad cotidiana, que alrededor suyo, trabajan, se relacionan y se conocen miles de personas de la orbe, ya no basta con la simple actitud de las grandes corporaciones en calumniar o en negar este movimiento, ahora optan por modalidades más sutiles y maliciosas para detener y entorpecer el avance del software libre.

Existe una perniciosa facción que promueven la regresión del software libre, para eliminar los principios éticos y políticos que mantienen las libertades y el carácter público del conocimiento y metamorfosear en el auto denominado “Open Source”, que privilegia la “popularidad”, la rentabilidad y ganancia por encima de los postulados creadores y motivadores del Software Libre.

Los grupos y voceros del Open Source como Icaza por ejemplo, plantean que lo importante es la masificación del uso de Linux, como pretexto para flexibilizar la filosofía y la política del Software Libre, para permitir que pueda ser privatizado y explotado por los grandes monopolios, sin resarcir o redundar en un beneficio general y colectivo, y sin la exigencia que cualquier modificación y mejora tenga que ser pública y libre igualmente.

Pero la misma excusa se basa en una premisa o falacia, que presupone que el software es popular en la medida que sea privado, y que esté apadrinado por Microsoft, por ejemplo. El sistema operativo Windows puede ser el más usado y el más pirateado, pero dudo que sea el más popular, entendiendo que son tantos los virus, los errores, el coste y las restricciones a la libertad con licencias y otras modalidades abusivas, (para exigir la compra de licencias, y de sus respectivos derechos, sin los cuales se comete el delito de piratería informática, sea por compartir, copiar o usar software sin la aprobación de la compañía.) que también lo hacen el más despreciado y poco deseable por los usuarios.

Popular, según lo entiende Icaza, Microsoft y algunas personas, es que el movimiento del Software Libre renuncie a construir y crear alternativas totalmente libres y en su lugar, dedique sus esfuerzos en lograr que los programas libres puedan interactuar y se basen en los paradigmas y las creaciones privadas.

Si la finalidad del GNU/LINUX es que sea usado por la mayor cantidad de usuarios posibles, sin importar si respeta o no las libertades y principios que le dieron vida, sin garantizar que el conocimiento libre continué siendo libre, y permitiendo que se pueda privatizar, y que se puedan violentar las libertades y derechos de los usuarios y los programadores, entonces para que el software libre, para que Gnu/Linux, si ya existen suficientes opciones privadas como Windows, que restringen el uso de los programas a los usuarios, que violan su privacidad y recolectan datos sin permiso, que señalan de piratas y delincuentes a quienes copien y compartan sus programas, y una infinidad de aberraciones solo porque es el más popular, el que usa “todo el mundo”.

¿Que dio vida a GNU/LINUX y al Software libre como tal?
La necesidad de crear una alternativa donde prime la libertad, la solidaridad, la cooperación, los derechos, el carácter público del conocimiento, frente a la avasalladora ofensiva de los monopolios tecnológicos que todo lo patentan, todo lo ocultan y que criminalizan todo aquel que no actúe como ellos mandan: No copiar, no redistribuir, no modificar, no alterar, no conocer.

El “Open Source” es maligno, por cuanto quiere, en las entrañas mismas del movimiento del Software Libre, eliminar todas aquellas barreras éticas, morales y políticas, que son su esencia y los que constituye una alternativa diametralmente opuesta a la privatización del conocimiento y la monopolización de su creación Corporaciones.

Anuncios

4 comentarios to “¿Software Libre u “Open Source”?”

  1. Ismael Luceno Says:

    Te recomiendo investigar un poco más al respecto, ya que la visión de Icaza y otros proponentes del open source no es tan liberal, ni el papel de GNU/Linux tan fundamental.

  2. No estoy seguro que mi percepción sea la correcta, pero me gustaría que me ilustraras un poco más sobre la visión de Icaza, ya que por lo que entiendo,
    el “Open Source” es un discurso patrocinado por grandes empresas pero que no lo llevan a la práctica en sus propios dominios.

  3. Ismael Luceno Says:

    El concepto lo inventó Eric Raymond… y hasta donde sé, Icaza no es especialmente partidario, más bien es de los que no le importa mucho la diferencia…

    La visión de Icaza es que el software debe estar “respaldado” por una compañía como Microsoft, pero por otra parte pretende, y en su momento difundió, las ideas de software libre (e hizo algunos aliados dentro de Microsoft, alguno de los cuales terminó en Ximian). No es que Icaza esté a favor del software privativo en sí, simplemente es un adorador de Microsoft con un gran conflicto frente a sí mismo…

    Lo que patrocinan muchas grandes empresas no es ni siquiera open source, si no una visión distorsionada de lo que es el software libre u open source de modo de conseguir gente trabajando en código “sucio”, y así poder monopolizar esos recursos (no haciéndolos privativos en sí, pero controlando sus dependencias privativas). Un buen ejemplo de estas prácticas es .NET, que fue pensado exactamente con ese objetivo en mente.

  4. Gracias Ismael, por ampliar un poco dichos conceptos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: